Los peritajes realizados en los computadores incautados desde las oficinas del grupo Penta, permitieron al fiscal Carlos Gajardo develar la existencia de correos electrónicos de varios políticos hacia ejecutivos de la empresa solicitando financiamiento para campañas parlamentarias.

Uno de los que aparece en la investigación es el senador de la Región de Los Lagos Iván Moreira, según consigna el diario La Tercera, el miércoles 9 de enero de 2013 le escribió a Hugo Bravo, el ex gerente de Inversiones Penta III, el siguiente mensaje:

“Sigues de vacaciones, cuándo llegas? Para poder ir a verte”.

El 30 de enero, a las 3.29 de la mañana, Moreira insistió y escribió en el asunto del correo “Me tienes castigado, Hugo? Te estoy llamando hace 10 días. Trata devolverme llamada. Un abrazo”. Esa misma noche, el parlamentario UDI mandó dos boletas, una de su encargado territorial en La Cisterna, Eduardo Montalva (por $ 3 millones), y otra de su pareja, Isabel Marinovic ($ 2 millones). Después envió su número de cuenta corriente para el depósito de aquellos dineros.

Más adelante, en septiembre, Moreira mandó un correo con el encabezado: “Para los 1.000 metros finales, queda algún cupón de combustible? Avísame. Un abrazo y mi gratitud para toda mi vida”. Bravo pagó $10 millones en dos boletas de cinco millones de pesos cada una, emitidas por su chofer, Rodrigo Molina, y Verónica Nieto, secretaria de la UDI.

Finalmente, en octubre, volvió a utilizar una metáfora deportiva: “Tú crees que se pueda un raspado de la olla para los últimos 100 m de campaña?”. Se le entregaron $ 7 millones más, cinco a nombre de su secretaria en el Congreso, Andrea Schultz, y dos más por medio de Molina.

Los otros políticos que aparecen como protagonistas o vinculados a comunicaciones electrónicas con ejecutivos del grupo Penta son Ena Von Baer, Felipe kast, Pablo Zalaquett, Alberto Cardemil, Andrés velasco y Jaime Bellolio.

Ahora el fiscal Gajardo deberá dilucidar si existieron irregularidades en estas operaciones, de ser así, se podría alegar infracciones a la ley electoral y posibles delitos tributarios, por omitir información en declaraciones tributarias.

Correos eletrónicos: Fuente, La Tercera.

caso-penta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here