La espera valió la pena. Después de una serie de postergaciones, finalmente River Plate y Boca Juniors disputaron la gran revancha de la Copa Libertadores 2019 en un partido lleno de emociones que terminó a favor del cuadro millonario por 3-1.

Cementerio Parque Esperanza

En el primer tiempo, River Plate entró con la intención de someter a su rival con la posesión de la pelota, propuesta que Boca Juniors aceptó sin problemas para así optar por los contragolpes que en el minuto 44 de partido dio el resultado que esperaban.

Un pase perfecto de Nahitan Pérez fue aprovechado por Darío Benedetto,, quien finiquitó de gran forma para desatar la alegría xeneize y el lamento millonario.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA