En tres votaciones consecutivas, la Cámara de Diputados rechazó esta tarde el veto que la Presidenta Michelle Bachelet había ingresado durante la mañana para reponer las materias que habían sido rechazadas anteriormente.

De esta forma, se rechazó la definición de reajuste de 3,2%, por 44 votos a favor, 28 en contra y 37 abstenciones (la suma de votos en contra y abstenciones fueron más que los afirmativos).

Posteriormente, el tope salarial para recibir el reajuste, que quedaba en cuatro millones cuatrocientos mil pesos, también se rechazó por 50 votos a favor, 6 en contra y 53 abstenciones.

La última observación presidencial, que reincorporaba el bono especial de 104 mil pesos para los trabajadores con una remuneración líquida (a noviembre) igual o inferior a 550 mil pesos; de 75 mil pesos, para los que perciban remuneraciones sobre dicho monto y sea menor a los 770 mil pesos; y 38 mil pesos para los que tengan remuneraciones sobre los 770 mil pesos y hasta los 920 mil pesos, fue rechazada por 47 votos a favor, 11 en contra y 49 abstenciones.

Con el rechazo del veto en la Cámara finaliza su tramitación en el Congreso. De todas formas, el proyecto se convertirá en ley para hacer efectivos otros beneficios que se incorporan en el texto legal y que sí fueron aprobados en el Poder Legislativo.

El gobierno, en tanto, deberá buscar nuevas fórmulas legislativas para incluir un nuevo reajuste. En ese sentido, parlamentarios de diversos sectores llamaron a La Moneda a instalar una mesa de negociación que incorpore a los trabajadores públicos.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here