Guillermo Morales
Weitzler

Un convenio que tiene por objeto promover y facilitar el acceso de la población inmigrante al mundo laboral, facilitando espacios interculturales, fue suscrito hoy por diversas instituciones empresariales y el Servicio Jesuita a Migrantes.

Cementerio Parque Esperanza

Más del 70 por ciento de los inmigrantes que llegan a Chile lo hacen en busca de trabajo”, destacó Pablo Valenzuela, director de dicho Servicio Jesuita, durante la ceremonia de firma del convenio, suscrito tambien por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) y la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga).

Añadió Valenzuela que la necesidad de un contrato de trabajo es una de las primeras barreras a las que se enfrentan los inmigrantes para poder obtener un visado de residencia, por lo cual las empresas “tienen un papel fundamental en la inclusión de estas personas en la sociedad”.

Según datos oficiales, en Chile hay actualmente unos 600.000 inmigrantes, equivalentes a un 3,4 % de la población del país, una cifra que ha crecido con fuerza en los últimos años, aunque está por debajo del promedio de inmigrantes de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Entre las principales comunidades de inmigrantes en Chile se cuentan los peruanos (30 %), colombianos (13,6 %), argentinos (11,9 %), bolivianos (10,2 %) y ecuatorianos (6,5 %), mientras que el resto de latinoamericanos y del Caribe alcanzan al 16,5 %.

Pablo Valenzuela advirtió que pese al crecimiento de la población inmigrante, la legislación chilena y sus políticas públicas “obstaculizan el acceso de las personas a un trabajo digno y su buen desarrollo laboral”.

Sobre esa base, el convenio y las entidades que lo suscriben “es clave para incidir en las transformaciones que necesitamos en Chile”.

La agenda de trabajo contenida en la red de empresas que supone el convenio tendrá como focos principales promover la regularización de la migración, facilitar la capacitación laboral de los inmigrantes, incidir para terminar con las prohibiciones de ejercer ciertos oficios relativos a seguridad y aumentar el tope existente de un 15 % de personas inmigrantes contratadas en una empresa.

Según un informe de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), publicado hoy por la entidad, el comercio y el turismo emplean actualmente a 58.917 personas de otros países, equivalentes a sólo un 3 % del total de trabajadores de estos sectores.

De cada cuatro inmigrantes que se desempeñan en esos sectores, uno es peruano, aunque en el último tiempo se han incorporado más os colombianos y bolivianos, seguidos de argentinos y haitianos.

Un 65 por ciento de los extranjeros que trabajan en esos sectores son asalariados bajo contrato, mientras un 26 % trabaja por cuenta propia, un 3 por ciento se declara como familiar no remunerado y cerca de un 6 por ciento son empleadores con uno o más empleados remunerados. EFE

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA