El portero chileno Claudio Bravo, que el próximo domingo regresará a Anoeta para enfrentarse a su ex equipo, ha reconocido hoy que le dolió el hecho de que la Real Sociedad no apostara por su continuidad cuando el Barcelona quiso ficharlo durante el verano europeo.

“Me dolió un poco el hecho de que no se contemplara la idea de mi continuidad. Se contempló más mi salida”, confesó Bravo, por quien el Barça pagó al club guipuzcoano 12 millones de euros.

El meta chileno defendió por 8 años como titular la portería de la Real Sociedad para posteriormente pasar al Barcelona FC adiestrado por Luis Enrique.

El nacional trabaja para lograr la titularidad en los partidos que disputa el conjunto blaugrana en la Champions League, condición que ostenta el meta alemán Ter Stegen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here