San Pablo | EFE.- La entidad ya había reducido su proyección en el informe divulgado en septiembre con respecto a junio, cuando preveía un crecimiento económico del 2,7%. Al igual que en la pasada proyección, el crecimiento de este año se ubicará por encima del 0,9% registrado en 2012, pero abajo del 2,7% medido en 2011 y muy distante de la expansión del 7,5% de 2010.

 

La previsión del BC coincide con la de los analistas del mercado financiero, pero es menos optimistas que la del Gobierno, que trabaja con una tasa de crecimiento de 2,5 % para este año y del 4 % para 2014.

 

Según el Banco Central, la economía crecerá este año impulsada principalmente gracias a la mejoría de la situación internacional.

 

De acuerdo con las previsiones del emisor, la economía brasileña será impulsada este año principalmente por el sector agropecuario, cuya producción se expandirá un 7,3% por encima del 10,5% calculado en septiembre.

 

La proyección para el crecimiento de la industria este año fue estimada en 1,3%, respecto al 1,1% del último informe, y la previsión para el crecimiento del sector servicios fue reducida desde el 2,3% hace tres meses hasta el 2% este mes.

 

En cuanto al índice de precios, el organismo emisor mantuvo su proyección para la inflación este año en 5,8%. La proyección para la inflación de 2014 cayó del 5,7% al 5,6%.

 

Las proyecciones tanto del BCB como de los economistas indican que la inflación de 2013 y de 2014 estará por encima del centro de la meta del gobierno, del 4,5% anual, pero dentro del margen de tolerancia, que es de 2 puntos porcentuales, lo que permite que el índice llegue hasta 6,5%.

 

Asimismo, la entidad advirtió que el Mundial de fútbol que Brasil organizará en 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 pueden encarecer el precio de los productos consumidos por los brasileños.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here