(Reuters).- Dos bombarderos B-52 estadounidenses en una misión de entrenamiento volaron sobre unas islas en disputa en el Mar Oriental de China sin informar a Pekín, mientras que las principales aerolíneas de Japón también ignoraron a las autoridades chinas cuando sus aviones pasaron el miércoles por una nueva zona de defensa del espacio aéreo.

Las acciones de Japón y su aliado Estados Unidos aumentan las expectativas en una disputa entre Pekín y Tokio sobre las islas y desafía a China a hacer el siguiente paso, dijeron los expertos.

Pekín publicó coordenadas para identificar una zona de espacio aéreo de defensa en el mar de China Oriental el fin de semana y advirtió que tomaría “medidas defensivas de emergencia” contra cualquier aeronave que no se identifique apropiadamente en ese sector. La zona es de aproximadamente dos tercios del tamaño de Gran Bretaña.

“Si Estados Unidos lleva a cabo dos o tres vuelos como éste, China se verá obligada a responder. Si China sólo puede responder verbalmente sería humillante”, dijo Sun Zhe, profesor en el Centro para las Relaciones Estados Unidos-China en la Universidad de Tsinghua en Pekín.

“El concepto del tigre de papel es muy importante. Todas las partes lo enfrentan. Japón y Estados Unidos no quieren ser forzados a una posición en la que sean tigres de papel. China tiene aún menos ganas de ser un tigre de papel”, añadió Sun.

El Ministerio de Defensa de China dijo que había seguido todo el avance de los bombarderos estadounidenses a través de la zona. Un portavoz del Pentágono dijo que las naves no habían observado ni fueron contactadas por aviones chinos durante el vuelo del lunes.

A raíz de una petición del Gobierno japonés, Japan Airlines y ANA Holdings dijeron que dejaron de dar planes de vuelo y otros datos a las autoridades chinas el miércoles. Ninguna aerolínea había tenido problemas al pasar por la zona, agregaron.

La asociación de la industria de la aviación de Japón dijo que había llegado a la conclusión que no había una amenaza a la seguridad de los pasajeros al hacer caso omiso a las demandas chinas, dijo JAL. Tanto JAL como ANA publicaron avisos en sus sitios de internet informando a sus pasajeros sobre la decisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here