Bolivia lanzará en 2015 una campaña internacional con la que pretende llegar a Asia y Europa para explicar la demanda presentada contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con el objetivo de recuperar una salida soberana al océano Pacífico.

“Para el año 2015 lo que toca es un desafío mayor que es Europa y Asia”, ha anunciado el portavoz de la causa boliviana, el ex presidente Carlos Mesa, en una entrevista concedida este miércoles a Patria Nueva.

Mesa ha adelantado que uno de los objetivos de esta gira internacional será “hacer visitas a países que tienen un miembro de la CIJ sin ninguna intención de influir, porque sería un gravísimo error”, según informa la agencia de noticias ABI.

No obstante, también ha revelado que planea ir a otros países de la región, al considerar que, por su proximidad geográfica y política, deben estar informados sobre este litigio. A este respecto, ha indicado que espera cerrar un encuentro con el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), Ernesto Samper.

Hasta ahora, Mesa se ha reunido con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el José Miguel Insulza, con embajadores de ocho países de Centroamérica y con miembros del Parlamento Andino.

CONFLICTO TERRITORIAL

El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz –que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después– se establecen las fronteras –también las marítimas– de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es “injusto, incumplido e impuesto” y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento de destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Evo Morales y el de la entonces presidenta chilena Michelle Bachelet firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de reuniones de trabajo, por lo que finalmente el pasado 24 de abril el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida marítima a Chile.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here