(Reuters).- Más de 300 personas murieron y unas 30 continúan desaparecidas este jueves luego de que una embarcación con inmigrantes africanos se incendió y se hundió frente a las costas de la isla de Lampedusa, en el sur de Italia.

El desastre se produjo cuando el motor de la embarcación dejó de funcionar y la nave comenzó a hundirse, dijo el ministro del Interior italiano, Angelino Alfano. Las personas a bordo quemaron una sábana para llamar la atención de posibles rescatistas, lo que inició el incendio.

“Una vez que el fuego comenzó, hubo preocupación de que el barco naufragara y todos se movieron hacia un lado, haciendo que la embarcación se hundiera”, agregó el ministro en conferencia de prensa.

El barco de unos 20 metros de eslora se hundió a aproximadamente 1 kilómetro de la costa.

Los cadáveres rescatados del agua eran colocados en el muelle, mientras aumentaba la tasa de muertos en el que sería uno de los peores desastres en la peligrosa ruta que recorren los inmigrantes que buscan llegar a Europa desde África.

Buzos italianos encontraron unos 20 cuerpos más bajo las aguas cerca de la embarcación hundida, dijo un funcionario de la Guardis Costera, lo que elevaría la cifra total de fallecidos a unos 114.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here