(Reuters) – El Banco Central podría continuar con su política de relajamiento monetario, tras la sorpresiva baja de la tasa clave en octubre, pero esto dependerá de la evolución de las condiciones externas e internas, dijo un consejero de la entidad.

El miembro del organismo Enrique Marshall destacó en una presentación que la actividad económica crece a un ritmo moderado, mientras la demanda final se desacelera y la inflación se mantiene en niveles más bien bajos.

“Este cuadro llevó al Banco Central ha efectuar un recorte de la TPM (Tasa de Política Monetaria) en su última reunión. Nuevas acciones de política no pueden ser descartadas”, dijo Marshall.

En octubre, el instituto emisor bajó la tasa un cuarto de punto porcentual al 4,75 por ciento en octubre, luego de dejarla estable por 20 meses.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here