(Reuters).- Las condiciones restrictivas de financiamiento se mantuvieron en el mercado chileno en el tercer trimestre en medio del deterioro del entorno económico, mientras creció la demanda de créditos en hogares y empresas, mostró este miércoles un sondeo del Banco Central.

Entre un 82 y un 86 por ciento de las entidades consultadas no reportaron cambios en las condiciones para las compañías frente al trimestre anterior.

“Los bancos que perciben condiciones de oferta más restrictivas coinciden en que el deterioro del entorno económico o sus perspectivas, así como la posición de capital del banco, incidieron negativamente en los estándares de otorgamiento de crédito”, dijo el Banco Central.

Los estándares más estrictos se tradujeron en mayores diferenciales, mayores requerimientos de garantías o imposición de otras condiciones contractuales y restricciones a las líneas de crédito otorgadas, agregó.

En su último informe de proyecciones, el organismo revisó a la baja su estimación de crecimiento económico para el 2013 a un rango de 4,0-4,5 por ciento desde un 4,0-5,0 por ciento.

Por otra parte, la demanda por créditos de grandes empresas y pymes se fortaleció según la opinión de un 35 y 50 por ciento de los bancos consultados, respectivamente.

“El fortalecimiento de la demanda en estos segmentos se debió principalmente a mayores necesidades de capital de trabajo de los clientes”, apuntó.

En tanto, un 25 y 15 por ciento percibe fortalecimiento de la demanda de créditos de consumo e hipotecarios, lo que se explicaría por mejores ingresos y empleo, así como tasas de interés más favorables.

Por último, se observó un debilitamiento de la demanda en empresas constructoras e inmobiliarias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here