Hasta este 21 de febrero estará abierta la convocatoria pública para la zona norte de la región de Aysén en torno al recambio de cocinas a leña. Puerto Aysén, Chacabuco, Mañihuales y Puerto Cisnes son las cuatro localidades que se verán beneficiadas con este nuevo proceso y en la que se espera poder renovar unas 210 cocinas a leña y la que posteriormente dará paso al recambio de calefactores a leña.

La Seremi del Medio Ambiente de la Región de Aysén, Paola Bäuerle, señaló que “este es un gran avance que obtenemos con el apoyo del Gobierno Regional, dándonos la posibilidad de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la región, a través de la utilización de un equipo de combustión eficiente, contaminando menos, y que reduce la cantidad de leña que se utiliza diariamente”. Así mismo la Seremi destacó que “además con este nuevo recambio estamos llegando a cerca de 3 mil hogares en la región permitiéndonos dar grandes avances en materia de descontaminación del aire”.

Es importante destacar que este proceso es posible luego de que a mediados de 2013 el Gobierno Regional de Aysén, tras conocer en terreno los buenos resultados en el proceso de recambio de calefactores -1880 hogares beneficiados- decidiera extender este programa a las localidades de Puerto Cisnes, Puerto Aysén, Chacabuco, Mañihuales, Chile Chico, Cochrane y Tortel, siendo estos últimos los primeros en iniciar el proceso de inscripción.

En este sentido el coordinador de este programa de la Seremi del Medio Ambiente, Patricio Quinteros señaló que “a inicios de febrero se comenzó con la convocatoria pública para el recambio de cocinas a leña para la localidades del sur de la región y donde esperamos poder entregar 120 de estos artefactos mejorando así la calidad de vida de la personas de estos sectores”. Al mismo tiempo destacó que “en esta primera etapa entregaremos 330 cocinas a leña en la siete localidades beneficiadas para posteriormente seguir con el proceso de entrega de 870 combustiones lentas lo que sin duda es un avance significativo para los habitantes de la región.

Cabe destacar que todos aquellos que estén interesados en poder participar de este primer proceso de recambio -sólo cocinas a leña- es requisito indispensable poseer un artefacto a leña instalado que este en mal estado, tener al menos 60 años de edad y/o ser una persona con discapacidad acreditado por la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin).

Finalmente, debemos recordar que la principal fuente de calefacción en Aysén es la leña y según distintos estudios sobre el 90% de la contaminación atmosférica que existe en la temporada de invierno proviene de su combustión, lo que unido a la antigüedad o mal uso de los calefactores, desencadena un cuadro de contaminación comparable en sus períodos más críticos a ciudades como Santiago o Temuco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here