El Tribunal de Garantía de Chanco autorizó hoy exhumar el cuerpo del hombre que falleció atropellado por Martín Larraín, el pasado 18 de septiembre, en la localidad de Curanipe, Región del Maule.

El cuerpo de Hernán Canales será sometido ahora a una nueva autopsia que será contrastada  con la realizada por el Servicio Médico Legal, que estableció que la víctima falleció a los 10 minutos del fuerte impacto.

Sin embargo, Larraín señaló en su declaración judicial que tras el atropello, descendió del vehículo y estuvo cerca de 25 minutos observando a la víctima, quien aún permanecía con vida.

Con esto, se busca determinar cuánto tiempo pasó en realidad entre el atropello y el deceso de Hernán Canales, y si es que el joven pudo auxiliarlo en ese lapso.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here