• Fuerte incremento en el resultado se explica por el mayor optimismo de los encuestados en su situación personal a futuro y en la percepción de la imagen económica del país en un plazo de uno y cinco años.
  • En el caso de la zona sur, el índice llegó a los 56,3 puntos, aumentando 6 unidades con respecto a la medición realizada en diciembre de 2016. 
Guillermo Morales
Weitzler

La intención de los chilenos a ahorrar mostró una importante alza, según los resultados de la séptima versión del Índice de Inclinación al Ahorro (IIA) en la clase media específicamente, aumentando 6,8 unidades, a los 56,5 puntos. Con esto, se revirtió la tendencia a la baja observada hasta diciembre de 2016.

Cementerio Parque Esperanza

Esta situación también se observó en la zona sur del país, donde se logró un incremento de 6 unidades, llegando a los 56,3 puntos.

De acuerdo al informe elaborado por Coopeuch, la Facultad de Humanidades de la Universidad Mayor y la empresa de investigación de mercado Artool, este incremento se explica por el mayor optimismo de los encuestados en su situación personal a futuro, junto con la percepción de la imagen económica del país en un plazo de uno y cinco años.

Es así como la perspectiva de la situación personal a un año presentó un incremento de 9,2 puntos, llegando a 67,9 unidades, su mayor nivel desde los inicios del estudio (febrero 2015). Junto con esto, la percepción a cinco años llegó a 75,1 puntos, siendo uno de los mejores resultados en los últimos dos años.

Por su parte, la expectativa sobre la situación económica del país en el corto plazo aumentó su valor desde 43,8 hasta 64,1 puntos, respondiendo a la expectativa de que en un año más la economía tenga una mayor expansión y mejoren los indicadores de empleo. Misma situación se observa en la perspectiva a cinco años, donde se llegó a 72 puntos.

Según el gerente de Desarrollo Corporativo de Coopeuch, Rubén Ulloa, estos resultados “reflejan un sorpresivo y sustancial cambio en la tendencia del índice respecto de las 3 últimas ediciones, lo que es un reflejo de la situación económica actual, donde ya se ha podido observar un repunte en los últimos meses. Es importante también considerar el contexto de este año, donde el período eleccionario normalmente motiva nuevas expectativas”.

Por su parte Tomás Flores, Director del Centro de Investigación de Negocios

y del Núcleo de Gestión de la Universidad Mayor, sostuvo que “hay, por parte de los encuestados, una mejoría significativa sobre las perspectivas de la evolución futura del mercado del trabajo, siendo posible que parte de los mayores ingresos sean ahorrados”.

Ahorro declarado

En otra materia, el 54% de los encuestados de los segmentos C2 y C3 declaró estar ahorrando actualmente, aumentando cuatro puntos porcentuales con respecto a la medición anterior correspondiente a enero de 2017. En este aspecto, los individuos entre 18 y 34 años son quienes más ahorran, con un 60%, manteniendo un nivel similar en comparación con los dos últimos informes, mientras que los hombres ahorrarían más (57%) en relación a las mujeres (52%).

El 78% de estos ahorros se destina al mercado formal, principalmente bancos (72%) y cooperativas de ahorro y crédito (19%), siendo las cuentas de ahorro el principal mecanismo con un 56%. En tanto, el 31% va al mercado informal, destacando la utilización de alcancías (39%).

El destino de estos ahorros varía según el plazo. Es así como en el corto plazo son reservados para solventar gastos futuros de vacaciones o emergencias, mientras que en el mediano y largo plazo están orientados a gastos de vivienda y salud. Por su parte, en las últimas ediciones del índice se ha observado un descenso en la prioridad de los chilenos para ahorrar en educación, lo que se podría explicar por la implementación de la gratuidad universitaria.

Junto con lo anterior, el interés de las personas en ahorrar para su jubilación se incrementó considerablemente, estando en línea con la discusión pública sobre el sistema de pensiones en el país. Esto se ve graficado, principalmente, en las personas mayores de 55 años, donde la cifra de quienes señalan ahorrar para su jubilación aumentó desde un 3% a un 19%.

En cuanto a la percepción de las condiciones de crédito, el índice subió 11,3 unidades, llegando a 49,7 puntos, siendo el mejor registro desde que comenzó el informe. Esta situación se podría explicar por las sucesivas bajas de la Tasa de Política Monetaria y la consecuente reducción del CAE observado en los créditos en cuotas.

Metodología

El Índice de Inclinación al Ahorro (IIA) es un indicador que busca identificar cuáles son los factores y condiciones determinantes que inclinan a la clase media hacia el ahorro, siendo el primer estudio en su tipo en Chile desde noviembre de 2014. Se calcula en base a percepciones de los encuestados a niveles personal, laboral y del país, y en dos plazos diferentes (a uno y a cinco años), dando como resultado un número de dos dígitos, considerando 50 el punto neutro que marca el límite entre el optimismo y el pesimismo.

El grupo objetivo está formado por residentes de hogares de los grandes centros urbanos de todas las regiones, pertenecientes a los segmentos C2 y C3. La muestra alcanzó a 1.000 personas entrevistadas telefónicamente y el trabajo de campo se efectuó durante mayo y junio de 2017. El margen de error es de ± 3,5%, considerando varianza máxima y un 95% de confianza.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA