Weitzler
Guillermo Morales

(Reuters).- El presidente sirio, Bashar al-Assad, rechazó las acusaciones de que sus fuerzas estuvieron detrás de ataques químicos del mes pasado en Damasco y advirtió que cualquier acción militar de Francia tendría consecuencias negativas.

Cementerio Parque Esperanza

“Quienes levantan las acusaciones deben mostrar evidencias. Desafiamos a Estados Unidos y Francia a presentar aunque sea una prueba. (Los presidentes) Obama y Hollande han sido incapaces de hacerlo”, dijo en una entrevista al diario francés Le Figaro.

“Cualquiera que contribuya financiera o militarmente a reforzar a los terroristas es un enemigo del pueblo sirio. Si las políticas del estado francés son hostiles al pueblo sirio, el Estado será su enemigo”, añadió.

“Habrá repercusiones, negativas por supuesto, sobre los intereses franceses”.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA