Brasilia, 18 feb (PL) La Armada brasileña inició  una vasta operación en aguas del océano Atlántico para reforzar la vigilancia y garantizar la seguridad marítima durante la Copa Mundial de Fútbol de junio próximo.

Con el nombre Amazonía Azul, el dispositivo contará con la participación de 30 mil militares, 60 navíos y 15 aeronaves y constituye el mayor empleo simultáneo de medios y de tropas hasta este momento desplegado por este cuerpo armado para la vigilancia de sus aguas jurisdiccionales, revela un comunicado oficial.

En coordinación con el Comando de Operaciones Navales, las embarcaciones cumplirán tareas de vigilancia e inspección en ríos y lagos brasileños, y en los 5,5 millones de kilómetros cuadrados de aguas jurisdiccionales del país.

La infantería de Marina se encargará, entre otras tareas, de la defensa de los puertos, terminales de petróleo y plataformas de crudo ubicadas en aguas profundas del océano Atlántico.

Se prevé asimismo que la Fuerza Aérea Brasileña, la Policía Federal y la Oficina de Rentas Internas presten apoyo a este ejercicio, que tiene como objetivo intensificar la fiscalización, reprimir ilícitos de todo tipo y garantizar la seguridad marítima durante en el Mundial 2014.

Según fuentes oficiales, por las aguas brasileñas circula el 95 por ciento del comercio exterior de este país y se extrae cerca del 90 por ciento del petróleo, además de los importantes ingresos que reporta la pesca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here