La primera Multigremial Nacional de Emprendedores de Chile, constituida hace un mes con Juan Pablo Swett como líder, realizó una reunión para hacer un llamado al Gobierno a excluir a las Pymes de la reforma laboral que se está impulsando; además de abordar otros temas como la reforma al Código de Aguas, y entregar apoyo a los gremios del sur del país por los hechos de violencia que han alcanzado las regiones de Los Ríos y de Los Lagos.

En la oportunidad, participaron la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH), la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC) y representantes de la multigremiales regionales, además la Asociación Multigremial de Osorno, representada por la Asociación Gremial de Productores de Leche de Osorno (Aproleche).

En la reunión, Juan Pablo Swett señaló que “la reforma laboral perjudicará al emprendimiento y a los pequeños empresarios, por lo que exigimos se excluyan a las pymes. Esperamos sentarnos a conversar sobre una reforma laboral pro pyme y emprendimiento para empresas de menor tamaño, partiendo desde cero, con una mesa de trabajo que incluya a todos los gremios pymes de Chile”.

Respecto a los hechos de violencia que se han vivido los últimos meses en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, el vicepresidente de Aproleche Osorno, Marcos Winkler, comentó que “para crecer como país, se requiere un clima de absoluta estabilidad, y por esto exigimos al Gobierno que haga cumplir el Estado de Derecho, el cual es fundamental para el emprendimiento y la producción”.

En la misma línea, Swett exigió dos medidas concretas al Gobierno: “lo primero es demostrar que están contra de los hechos de violencia revisando las políticas públicas de compra de tierras; y lo segundo es que ante cualquier hecho de violencia en los predios, se saque inmediatamente a ese terreno del listado de potenciales compras de la Conadi, tal como se hizo en el Gobierno de Ricardo Lagos”, indicó Swett, y agregó que “los multigremios y emprendedores de Chile queremos trabajar y emprender en paz, y para eso estamos abiertos tener una conversación pacífica entre todas las partes para poder llegar a un acuerdo nacional”.

“Como Aproleche nos sumamos al llamado que hace la Asociación de Canalistas y los productores agrícolas de Chile, rechazando tajantemente la reforma al Código de Aguas como se plantea hoy, considerando que se transformará en un perjuicio patrimonial para los productores que hoy día cuentan con esa agua para su producción. No permitiremos que perjudiquen a pequeños y medianos agricultores, al intentar regular a los grandes empresarios dueños de las concesiones de los ríos Chile”, aseguró Marcos Winkler.

“Exigimos una comisión de trabajo con el Congreso para la revisión de la modificación al Código de Aguas. Si se expropia el agua las tierras perderán hasta el 50% de su valor, lo que golpeará duramente a miles de pequeños agricultores del país”, finalizó Swett.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here