El último trimestre del año 2013 fue un periodo bastante complicado para los productores lecheros, no solamente con lo que respecta al bajo precio obtenido por su leche (situación bastante grave, dado los aumentos de los costos de producción), sino que por la disminución de las precipitaciones ocurridas en ese periodo. Ante esta situación, la Asociación Gremial de Productores de Leche de Osorno (Aproleche) entrega una serie de recomendaciones para enfrentar la escases de forraje el próximo invierno debido a las magras cosechas de ensilajes y los inexistentes segundos cortes.

 

De acuerdo a datos entregados por la red de estaciones climáticas de INIA, desde el 1 de septiembre al 31 de diciembre de 2013, Osorno tuvo precipitaciones del orden de los 209,3 mm, siendo estas un 27,2% inferior a lo registrado el año 2012, y un 32% inferior a un año normal.

 

Este hecho ha traído como resultado una disminución de la producción de forraje, que redundó una merma importante en los excedentes que se conservan para suministrarse en períodos de escases, como son parte del otoño y el invierno. De acuerdo a los datos entregados por los predios que participan en el Programa de Difusión y Transferencia Tecnológica (PDT) cofinanciado por InnovaChile de CORFO y ejecutado por Aproleche Osorno, la disminución en la cantidad de alimento conservado presupuestado osciló entre un 20% a un 33%, según el tamaño de la explotación y la carga animal que esta posea. Esta disminución en la productividad se generó principalmente en el mes de diciembre, donde llovió un 91% menos que el año 2012.

 

El jefe del departamento Innovación y Desarrollo (I+D) de Aproleche Osorno, Raúl Araya, mencionó que: “Al conversar con productores, muchos de ellos a la fecha se encuentran utilizando forrajes conservados para mantener los niveles productivos de su rebaño. El problema que se genera es que estos forrajes estaban planificados para ser usados en el invierno”.

 

“Un dato no menor es el hecho que el valor de transacción de los bolos de pradera y los bolos de paja se incrementaron en un 36% y 200%, respectivamente. Ante esta situación, la planificación es fundamental y la debemos hacer cuidadosamente este invierno para no tener problemas de escases de forrajes” aseguró el profesional.

 

Araya recomendó a los productores “realizar anticipadamente su balance forrajero, ya que de esta forma podrán dimensionar y cuantificar la escasez de forraje para el período que se avecina. También es importante clarificar la demanda real de alimento en invierno, para cuantificar la demanda diaria y mensual del total de su rebaño”.

 

“Planifique sus siembras de fines de verano. Utilice los potreros que tengan praderas viejas de baja productividad para sembrar cultivos “pastoreables” en invierno, como pueden ser siembras asociadas de Avena-Ballica, raps forrajero, coles forrajeras, entre otras”, agregó el jefe del departamento I+D de Aproleche.

 

Por último, el profesional de Aproleche Osorno, llamó a los productores a anticiparse a los altos precios de los forrajes en invierno e invertir hoy. “Si tiene claro que debe adquirir alimento externo al predio, comprar en esta época es mejor negocio que hacerlo en invierno, donde baja la oferta y aumenta de demanda por este recurso. Si logra cuantificar la cantidad demandada, puede ser un buen negocio comprar alimentos conservados hoy”.

 

Dentro le los manejos de los animales que señalan desde la Asociación, debe analizarse detenidamente el secado anticipado de vacas en producción, la venta de animales menos productivos, la venta de animales que no son fundamentales para el desarrollo inmediato del plantel y por último analizar seriamente disminuir el tamaño del rebaño para la próxima temporada. Esto último en atención a la compleja situación de precios del litro de leche, que por ahora se observa para la temporada que se avecina.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here