(EFE).- Divide y vencerás fue el lema de Apple para este nuevo lanzamiento. Dos nuevos modelos, el iPhone 5S y su versión “low cost”, el iPhone 5C, en una estrategia que estimuló a los neófilos pero cuyo éxito no animó los inversores y agravó la crisis de liderazgo e identidad de la empresa.

Por un lado, los expertos en tecnología han sido tibios en sus críticas, asegurando que el factor sorpresa no está tan presente en estos nuevos modelos y apuntando una crisis creativa en la era post Steve Jobs. Y los inversores, que ya castigaron a la empresa de Tim Cook el día de la presentación de estos modelos, volvieron a decepcionarse y las acciones bajaban hoy a media sesión un 0,40 %.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here