Implementar un centro generador de semillas de papa, a través de un sistema aeropónico de producción de minitubérculos en la Región de Aysén, es el objetivo de una iniciativa cofinanciada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura.

El proyecto —que tiene como asociados a la Universidad Austral y al Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP)— busca responder oportunamente a la necesidad de los productores regionales, quienes demandan de semillas de calidad pero no tienen lugar de dónde obtenerlas, puesto que en Aysén no existen empresas certificadas que cubran ésta necesidad.

Por otro lado, “los altos costos de una semilla de calidad y nula oportunidad de compra, ha generado que una misma semilla se utilice por muchas temporadas, lo cual afecta negativamente los rendimientos y la calidad de la producción”, agregó Alejandro Mansilla, ejecutor del proyecto.

Para ello, la aplicación de un sistema aeropónico para la producción de minitubérculos presenta una serie de ventajas respecto de los sistemas tradicionales, ya que no requieren sustrato, porque las raíces de las plantas se encuentran suspendidas y crecen dentro de contenedores vacíos y oscuros.

Además, debido al actual escenario productivo regional, donde se observa que la producción local no alcanza a abastecer la demanda, hace que se importen desde otras regiones productoras del país alrededor del 66% de las papas, superando los USD 3,5 millones.

De igual modo, la Región de Aysén, presenta una serie de ventajas que le permitirían ser una Región productora de semillas por excelencia. Una de ellas, es que se encuentra regulada por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), como un Área Libre de Plagas cuarentenarias de papa, lo cual permite producir semillas en todas sus categorías, con posibilidades de comercializarlas tanto en el mercado interno como externo, siendo Brasil uno de los principales mercados objetivos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here