(UPI) — La Asociación Alemana de Cervecerías solicitó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) que la pureza de su cerveza sea añadida a la lista de “herencias culturales intangibles”.

“Gracias a nuestra ley de pureza de la cerveza, Alemania tiene una reputación indudable de una nación de cerveza”, dijo Hans-George Elis, presidente de la Asociación. La UNESCO es la institución encargada de proteger prácticas que requieran “medidas urgentes para mantener vivas” y decretar Patrimonios de la Humanidad.

La regulación alemana “Reinheitsgebot” de la pureza de la cerveza permite sólo usar agua, malta, lúpulo y levadura para crear la cerveza. El país tiene más de 1.300 cervecerías y en promedio, cada habitante de Alemania toma 27 galones de cerveza en un año.

La UNESCO define los patrimonios culturales como “tradiciones o expresiones vivas heredades de nuestros ancestros y pasadas a descendientes, como tradiciones orales, artes, prácticas sociales, rituales, eventos festivos, conocimientos y prácticas relativas a la naturaleza y el universo o al conocimiento y habilidades para producir artesanías tradicionales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here