El abogado de Jaime Anguita Jorge Ponce, calificó como “una verdadera mentira” los últimos antecedentes que salieron a la luz pública este jueves en el diario El Llanquihue y que revelarían antecedentes entregados por un ex compañero de celda de Anguita identificado como “Chico Altamirano” al que supuestamente le confesó el crimen.

Ponce precisó al diario electrónico Emol que “el pendrive que dice tener y que contendría información que inculparía directamente al ingeniero, es el que yo, personalmente, entregué a Jaime (Anguita), con autorización de Gendarmería, para que conociera la carpeta investigativa”, indicó.

El abogado de Anguita dijo que “cada vez que la teoría de la Fiscalía y el querellante se empieza a desmoronar, aparecen nuevos testigos y documentos estrellas que le permiten al fiscal (Naím) Lamas, mantener la causa viva, justificar la inoperancia para establecer quiénes son los verdaderos responsables, y el año que lleva mi representado en prisión preventiva”.

La defensa de Anguita pidió suspender la audiencia de este jueves en el Juzgado de Garantía de Puerto Varas, ocasión en la que su defensa solicitó revisar las medidas cautelares del viudo de la fallecida contadora.
El abogado de Anguita, Jorge Ponce, explicó que solicitaron la suspensión de la audiencia porque tienen nuevos antecedentes del caso los que necesitan ser analizados.

“Chico Altamirano”

El supuesto confidente de Jaime Anguita, entregó su versión de los hechos al diario El Llanquihue como “Chico Altamirano”, quien es mecánico y compartió celda con el viudo de la malograda contadora, Viviana Haeger Masse, asesinada en 2010.

Según consignó el matutino, Altamirano dijo que “Yo no soñé que alguna vez iba a ayudar en esto. Estoy aportando antecedentes que  (La Justicia) no tiene (…) Yo era su paño de lágrimas. Ustedes nunca lo vieron llorar, pero yo sí, sobre todo cuando hablaba de su mujer”.

El confidente de Anguita, señaló que el imputado le dijo que nunca confesaría: “Me mostraba con lujos y detalles que la corrió 50 centímetros (antes de ser encontrada) y que le sacó unas pulseras de oro y plata (…) En ningún momento me dijo que la mandó a matar, pero reconoce haberle pasado plata a Pérez (el supuesto sicario) un día miércoles”. Este último antecedente contradice lo señalado por Anguita, quien siempre ha sostenido que no conocía al supuesto sicario José Pérez Mancilla, quien confesó ser el autor material de la muerte de Viviana Haeger en diciembre de 2015.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here