El titular de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), Pablo Galilea, estima que unas 400 concesiones salmoneras realizarán el trámite de relocalización.

Subpesca había analizado más de un 30% de las concesiones totales hasta octubre pasado y estima que el proceso de relocalizaciones debería concluir a comienzos de 2015.

Los traslados se realizarían “dentro de la misma zona o región donde ya están”, precisó el subsecretario de Pesca.

Además, señaló que una concesión no debería moverse de una región del país a otra, informó Diario Financiero.

“Las concesiones que no se relocalicen y que estén mal ubicadas, obviamente que tendrán una sanción”, advirtió Galilea, y recalcó que completar las relocalizaciones es una de las prioridades “para mejorar las condiciones sanitarias”.

Para Subpesca, el reordenamiento es clave para mejorar la situación de hacinamiento sanitario que se ha registrado en la salmonicultura en el último tiempo. Uno de los peores enemigos es el piojo de mar o cáligus, una enfermedad que genera una gran mortalidad entre los salmónidos.

A principios de octubre, la Comisión Nacional de Acuicultura se reunió en Santiago para abordar cambios al reglamento sanitario que rige a la industria salmonera nacional. En este encuentro, la propuesta elaborada por Subpesca fue analizada con los miembros de la Comisión.

En la reunión se abordó el tema de las relocalizaciones de las concesiones y se otorgó a la autoridad la facultad para elaborar una propuesta de ordenamiento de centros de cultivos integrantes de una Agrupación de Concesiones de Acuicultura (ACS).

Según José Miguel Burgos, jefe de la División de Acuicultura de Subpesca, el Estado quiere ordenar al sector salmonero sin que esto implique una pérdida de competitividad.

“Para ello, estamos generando la facultad por parte de Subpesca de proponer sitios que permitan una relocalización para un mejor desempeño sanitario y ambiental de las concesiones”, explicó.

Por su parte, ambientalistas nacionales e internacionales han cuestionado la legalidad de la relocalización de las concesiones salmoneras en Chile. Al respecto, alertan a la opinión pública y a las organizaciones ciudadanas que esto implicará el traslado de los centros de cultivo de salmónidos altamente contaminados a sitios costeros del sur, que se encuentran sanitaria y ambientalmente limpios, informó La Gran Época.

Mientras tanto, varias empresas salmoneras planean realizar inversiones para ampliar sus operaciones. Una de ellas es Cultivos Marinos Chiloé, que la semana pasada presentó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) al Servicio de Evaluación Ambiental (SEIA), para modificar un centro de cultivo de salmónidos en la isla Butachauques.

Asimismo, Granja Marina Tornagaleones pretende ampliar el centro de cultivo de salmones de Quillaipe, Seno de Reloncaví, y Marine Harvest Chile S.A. tiene intenciones de ampliar sus instalaciones en isla Meulín, informó Aqua.

Fuente: FIS.com

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here