Intendente Jürgensen denuncia negligencia de la administración anterior por ausencia de un sistema de control de facturas electrónicas

2
Guillermo Morales
Weitzler
Guillermo Morales
Hotel Parque Quilquico

Tras sostener la tradicional reunión con su gabinete de seremis, el Intendente de la Región de Los Lagos, Harry Jürgensen, sostuvo un encuentro con la prensa donde se refirió a la denuncia realizada ante la empresa Titanium S.A por un posible fraude al fisco.

Cementerio Parque Esperanza

En la oportunidad, la máxima autoridad regional aclaró que esta empresa “emitió varias facturas a nombre del Gobierno Regional, bajo el concepto de normalización del consultorio de Puqueldón, en Chiloé. Esas facturas no tenían ninguna relación con el estado de avance de esa obra y debieron ser rechazadas inmediatamente”.

Agregó que las facturas fueron emitidas en noviembre, diciembre del 2017 y también al comienzo de este año y “como no fueron rechazadas en el transcurso legal de ocho días, estas facturas pasan a ser un título ejecutivo, que les permite, además, buscar financiamiento. Fueron factorizadas en BCI Factoring, entregadas como correctas y la empresa recibió el financiamiento correspondiente por esta factorización”.

En esa línea, Jürgensen fue enfático en señalar que esta negligencia se debió “a que en el Gobierno Regional no se había implementado ningún sistema para controlar oportunamente la recepción, la verificación y la validación de las facturas electrónicas que se reciben”.

El Intendente también denunció que la empresa Titanium, “una vez que factorizaba las facturas, las anulaba antes de 30 días, eso claramente muestra el intento de fraude hacia el Gobierno Regional”.

Debido a estos hechos que la autoridad aseguró que “todos estos antecedentes fueron entregados al Ministerio Público y al Consejo de Defensa del Estado, lo que se traduce en una denuncia por posible fraude al fisco. Reitero, acá hay una negligencia grande solo, a partir de marzo de 2018 se implementa el sistema de verificación de facturas electrónicas, es decir, desde ahí hacia atrás no existió verificación de control”.

Jürgensen señaló que pretender que la boleta de garantía bancaría responde a este tipo de fraudes es apartar de la realidad y desinformar a la opinión pública, porque esa garantía sólo resguarda el cumplimiento del contrato el que cubre incumplimientos de hasta sueldos impagos.

“Ahora el calificar este hecho como interés político es el pretexto para justificar una negligencia administrativa inexcusable, lo que quedará demostrado con la investigación del sumario administrativo y el proceso judicial correspondiente”, puntualizó la máxima autoridad regional.

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA