Chilenos juzgados en Malasia rechazan ser acusados de homicidio

3
Weitzler
Hotel Parque Quilquico
Guillermo Morales
Guillermo Morales

Los dos ciudadanos chilenos acusados de asesinar a un malasio en Kuala Lumpur en 2017 rechazaron hoy el último trato que les ofreció la acusación, que consistía en rebajar el cargo a “homicidio culposo” y seis años de cárcel si se declaraban culpables.

Cementerio Parque Esperanza

La abogada de los chilenos, Venkateswari Alagendra, indicó a Efe tras la vista que sus clientes, Fernando Candía y Felipe Osiadacz, prefirieron continuar con el juicio.

La negociación determinó que la vista organizada para este lunes comenzara más tarde de lo previsto y que la toxicóloga forense de la Policía que hizo los análisis de sangre de la víctima y de los acusados no pudiese concluir su testimonio, por lo que proseguirá mañana.

No obstante, la experta indicó al tribunal que no halló alcohol ni drogas en las muestras de sangre de los dos imputados y que la víctima dio positivo en alcohol, anfetamina y metanfetamina.

Mañana es, en principio, el último día que se había fijado para que la acusación presentase su caso, pero aún queda que la toxicóloga concluya su testimonio y que declaren otros dos testigos claves, según Alagendra, el forense que hizo la autopsia de la víctima y el comisario encargado del caso y que decidió presentar el cargo de asesinato.

La abogada de la defensa opinó que la presentación de esos testimonio precisará entre dos y tres días, por lo que mañana el tribunal deberá establecer nuevas fechas para que la fiscalía concluya su parte.

La acusación ya ofreció en su día a los dos chilenos rebajar el cargo de asesinato por el de “homicidio doloso”, que se castiga con hasta 30 años.

El homicidio con dolo es cuando las lesiones que provocan la muerte son causadas intencionadamente, mientras que el homicidio culposo, que en Malasia se castiga con hasta diez años, no contempla intención, alevosía o ensañamiento, sino un comportamiento imprudente y negligente.

Los acusados se encontraban de vacaciones en Kuala Lumpur en agosto de 2017 cuando ocurrieron los hechos y fueron detenidos.

Según su versión, entre la noche del 3 y la madrugada del 4 de agosto de 2017, los dos chilenos y un amigo se encontraban en Changkat Bukit Bintang, un popular lugar de ocio nocturno de la capital malasia, cuando Osiadacz decidió volver al hostal, Candia optó por buscar una discoteca y el tercero quiso comer algo.

Candia no encontró ningún local abierto y decidió regresar al hostal, donde ya se encontraba Osiadacz, y en el camino se tropezó con la víctima, Yusaini Bin Ishak, que ha sido descrito en el juicio como un hombre vestido de mujer.

El chileno contó que Yusaini le ofreció sexo y que, rechazada, le siguió hasta el hostal mientras le pedía dinero.

En el hostal, Candia se encontró con Osiadacz, intentaron calmar a Yusaini, que se volvía cada vez más agresivo, y pidieron al recepcionista que llamara a la Policía.

Según los acusados, la víctima les atacó y en medio del forcejeo se rompió un espejo, por lo que decidieron inmovilizarla en el suelo hasta que llegó un policía.

Yusaini falleció asfixiado, algo de lo que los chilenos dicen que no se dieron cuenta hasta más tarde. EFE

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA