Greenpeace anunció que su barco rompehielos Arctic Sunrise liderará desde este domingo la campaña internacional que busca mostrar uno de los espacios marinos más sobrecogedores del planeta y que hoy, de acuerdo con la ONG ambientalista, se encuentra amenazado frente a la presión que está ejerciendo el avance de la industria del salmón.

Cementerio Parque Esperanza
Weitzler
Guillermo Morales
Guillermo Morales

“Este es el mismo barco que ha estado durante meses en la Antártica y que ahora se dedicará a investigar y mostrar al mundo los mares de la Patagonia chilena. Es una señal muy potente respecto de la trascendencia que tienen estas aguas para los equilibrios medioambientales del planeta. Gracias a esta expedición, podremos acceder a lugares muy complejos de llegar, en los cuales podremos realizar labores de documentación y análisis respecto del estado del mar en las zonas donde se quiere expandir la industria del salmón”, señaló desde la cubierta del barco Estefanía González, coordinadora de océanos de Greenpeace.

Durante las casi dos semanas de navegación, Greenpeace operará un vehículo de mando a distancia el que se internará bajo las aguas de la Patagonia y recogerá información e imágenes respecto de las características de un mar al cual resulta en extremo difícil acceder. El recorrido, además, tendrá a bordo al destacado biólogo marino y oceanógrafo Ernesto Molina.
Al mando del barco estará el capitán español Pep Barbal, quien ya tiene experiencia en la zona. “Se trata de una navegación compleja por las características del área, pero que ofrece uno de los paisajes más espectaculares de los que he visto en mis años como capitán de barcos en Greenpeace”, señaló.

Casi el 50% del total de la línea costera de Chile está en la Región de Magallanes. Sin embargo, mientras más de ocho millones de hectáreas de superficie están protegidas, apenas poco más de 200.000 hectáreas de mar están resguardadas.

Suscríbete a PatagoniaRadio.cl

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA