SurNoticias.cl
Patagonia RadioTV
Hotel Parque Quilquico

“Fast and Furious 8” (The Fate of the Furious) llegó a toda velocidad al primer lugar de la taquilla y en el proceso rompió los récords globales.

Según cálculos preliminares, la octava entrega de la saga de acción “Rápidos y Furiosos” recaudó en el fin de semana de su estreno US$532,5 millones en todo el mundo.

Esta cifra convierte a la película en el estreno más exitoso que ha habido en la historia del cine a nivel mundial, superando incluso los US$529 millones que logró “La Guerra de las Galaxias: El Despertar de la Fuerza” (Star Wars: The Force Awakens) en 2015.

Sin embargo, las ganancias que obtuvo la cinta en Estados Unidos fueron sustancialmente menores que las que consiguió el capítulo anterior de la saga “Rápidos y Furiosos 7”.

Cuando ésta se estrenó en 2015, meses después de la muerte de Paul Walker, uno de los actores protagonistas, obtuvo US$147,2 millones en ese país, comparados con los US$100,2 millones logrados por “Rápidos y Furiosos 8”.

Vin Diesel, uno de los protagonistas de la saga, dijo sentirse “agradecido y bendecido” por el éxito de la película en taquilla.

La crítica de cine Rhianna Dhillon asegura que el éxito de la saga se debe a su “atractivo universal”.

“Son películas que la gente de todas las edades puede disfrutar, porque tienen un escapismo puro y sin adulterar, y tanto a niños como adultos les encanta ver cosas que explotan y se hacen pedazos”, afirma.

“Gran parte de lo que arruina películas como ‘Los Vengadores’ (The Avengers) es la trama, y ‘Rápidos y Furiosos’ no está tratando de competir con esas historias pesadas y enrevesadas”.

“Esto sólo son coches estrellándose entre sí, y está bien disfrutar de eso”.

“Esta franquicia no está tratando de ser algo que no es. Al final, no se toma a sí misma muy seriamente”.

DEJA UNA RESPUESTA