SurNoticias.cl
Guillermo Morales

Este jueves declaró en Coyhaique uno de los personajes claves en el caso Nabila Rifo, ya que se trató de uno de los tres jóvenes que presenciaron el brutal ataque del cual fue víctima la mujer, en mayo de 2016, enfatizando que Mauricio Ortega no fue quien golpeó a la mujer.

La persona aseguró que, si bien no logró verle el rostro al protagonista, este “se notaba a lo lejos que era una persona alta y delgada”, cuya estatura fluctuaba entre 1.70 y 1.75 centímetros, junto a vestir “de negro completo”.

“Con todo respeto al imputado, pero él es gordo y chico”, detalló el adolescente, descartando en su relato una posible actuación de Ortega en el hecho.

El testigo prosiguió aseverando que “vi al hombre golpeando el piso. Acto seguido, optó por llamar a Carabineros y contar lo que estaba pasando”.

Además, en la misma jornada entregó su versión el padre del joven, recalcando que los uniformados intentaron cambiar la versión de su hijo tras el incidente.

Ricardo Flores, defensor público de Ortega, respaldó el testimonio asegurando que “la primera declaración de la víctima (Nabila) da cuenta que -sin haber conocido a los testigos oculares- coincide en identificar al agresor como un tipo alto, vestido de negro y con apariencia metalera”.

Consignar que este jueves declarará otro testigo ocular del caso, mientras que el lunes se dará pie a los alegatos de clausura.

DEJA UNA RESPUESTA