SurNoticias.cl
Dos Esteros
Guillermo Morales

Este jueves, Estados Unidos confirmó el lanzamiento hacia Afganistán de la bomba conocida por la siglas GBU-43 y MOAB, que significa Massive Ordenance Air Blast (algo así como “Artillería Masiva de Explosión Aérea”), catalogada como la bomba no nuclear más grande jamás creada.

De hecho, ha sido catalogada como la “madre de todas las bombas (lo cual, en inglés, también encaja con la sigla MOAB)”.

El ejemplar fue lanzado en un complejo del Estado Islámico en la provincia de Nangarhar, al este del país, en la primera vez que es utilizado en combate.

Con un peso de 11 toneladas, el misil es tan grande que requirió de un avión de carga para ser detonada en el territorio afgano. En este caso, fue llevada por un C-130 Hércules, modelo que actuó en Chile para apagar los incendios de este año junto al Ilyushin Il-76 y el Supertanker.

Esta bomba, de 1,03 metros de diámetro y casi 9,2 metros de altura, fue diseñada por Estados Unidos en 2002 y probada dos veces en 2003.

Su detonación equivale a 11 toneladas (11.000 kilogramos) de TNT y, para dimensionar su poder, vale considerar que un misil Tomahawk (modelo que se lanzó a la base aérea de Shayrat en Siria) tiene un poder de 454 kilogramos de TNT. Es decir, el potencial de MOAB es 24 veces mayor.

De esa manera, el ataque a Siria con 59 misiles Tomahawk equivaldría a poco más de 2,4 ejemplares de la “súper bomba”.

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA