SurNoticias.cl
Guillermo Morales

Ya se aproxima la Pascua de Resurrección, fecha que la mayoría de los niños festeja buscando una gran cantidad de huevitos de chocolate en su casa, lo que significa una ingesta elevada en azúcares que los padres deberían considerar a la hora de celebrar junto a sus hijos. Esto porque el consumo de chocolate proporciona las condiciones ideales para que las bacterias se desarrollen e infecten tanto dientes como encías.

Por eso, para evitar que algo tan dulce como el chocolate se transforme en un amargo recuerdo, Roberto Fuenteseca, Director Nacional del Área Odontológica del CFT Santo Tomás, entrega los siguientes consejos:
• Controlar la cantidad de chocolate y golosinas que van a consumir los niños, lo mejor es dosificarlos en bajas cantidades. Una buena idea es incorporar frutas y verduras a la celebración, asociados a “la dieta del conejito”
• Evitar el consumo de chocolate en la noche, ya que las condiciones de temperatura y humedad en la boca en horario nocturno son más propicias para el desarrollo de infecciones bucales.
• A la hora de consumir chocolates, los niños no debieran dejar pasar más de 15 minutos para cepillar sus dientes. Además, dependiendo del desarrollo de la motricidad, será necesario que un adulto a cargo lo asista con el cepillado, el que puede ser complementado con enjuagues de flúor con concentraciones adecuadas según la edad del niño.
• Una buena opción para evitar caries en los niños a futuro, es inculcarles hábitos alimentarios saludables para que comprendan el daño al que se exponen con el consumo desmedido de chocolates y golosinas.
• Finalmente, es necesario generar un cambio cultural donde el consumismo, desinformado e irresponsable, no sea el eje principal de esta celebración, sino que prevalezca su verdadero sentido.

DEJA UNA RESPUESTA