SurNoticias.cl
Guillermo Morales

Comprar alimentos en una feria, modificar recetas, encargar alimentos al extranjero, comer en restaurantes o cocinarles a invitados. Aunque no lo parezca, todos estos son hábitos de un consumidor gourmet, un grupo que ha crecido exponencialmente en los últimos años.

De hecho, hoy en día, el 45% de los chilenos mayores de 25 años -de los segmentos socioeconómicos C1 y C2- puede ser considerado un consumidor gourmet . Así lo revela el estudio Chile Gourmet, elaborado por las consultoras iCuadrado, Contexto y Whizzy, cuyo objetivo es identificar las tendencias y preferencias del mercado.

“Los hábitos gourmet son parte del capital cultural de las personas, que se traspasa de generación en generación”, afirma Claudia Corvalán, directora de iCuadrado.

Aceites y quesos, los más gourmet

Los alimentos gourmet se caracterizan por ser de alta calidad, tener un suministro limitado y una elaboración artesanal. El estudio concluye que los “aceites y condimentos” son los productos más “gourmetizados”, según los chilenos. Le siguen los “quesos”, “las mermeladas, conservas y pastas” y los “vinos y espumantes”.

En la vereda opuesta están los platos preparados y los snacks . Solo un 2% de los encuestados los considera gourmet .

A Diego Livingstone, de Aceites Alonso -empresa que se dedica a la producción y exportación de aceites premium -, no le sorprenden estos resultados. “En los últimos 10 años, el consumo per cápita anual de aceite de oliva ha pasado de 100 ml a 700 ml. Eso se ve reflejado en nuestras ventas, que en 2016 se duplicaron”, asegura.

Aunque el mercado gourmet en Chile crece día a día, todavía está muy lejos de los países desarrollados. De hecho, aún se define como uno lujoso, caro y exclusivo. “A diferencia de lo que la mayoría piensa, mantener un comportamiento gourmet no es caro en el país, porque muchos de los productos son accesibles y se encuentran en ferias y mercados”, comenta Cristóbal Díaz, director general de Contexto.

DEJA UNA RESPUESTA