SurNoticias.cl
Guillermo Morales

Exportaciones silvoagropecuarias y pesqueras podrían repetir buen resultado de 2016 “si el clima nos acompaña”, dice el ministro de Agricultura, Carlos Furche.

Entre los productos que Chile vende al exterior no solo el cobre está exhibiendo mejores precios, también lo están disfrutando otros, como el salmón, la leche y la carne, lo que ha generado expectativas más optimistas para los empresarios de dichos sectores.

Así lo dejó en claro el Informe de Percepciones de Negocios de febrero del Banco Central, el cual reveló que los entrevistados de la zona sur señalaron haber tenido resultados más favorables en la última parte de 2016 y comienzos del presente año como consecuencia del aumento en los valores que encuentran en el mercado internacional.

El ejemplo más claro es la industria salmonera, que desde noviembre de 2015 inició un proceso de recuperación del precio -desde mínimos de US$ 2,3 la libra- a raíz de la estabilización de la oferta. Actualmente, la bordea los US$ 5,7.

El presidente de SalmonChile, Felipe Sandoval, explica que se esperaba una recuperación en los valores, pero que el proceso se aceleró debido a la floración de algas nocivas ocurrida en marzo pasado. El dirigente anticipa que si los índices de precios continúan se podría determinar que 2017 se ve como un
año “positivo”.

Para ello, el gremio trabajará para potenciar el valor del producto chileno como “una de las mejores proteínas del mundo”, aprovechando el crecimiento mundial sostenido de la demanda por proteínas sanas. Respecto a los mercados, el enfoque continuará en los tres destinos principales: Estados Unidos, Japón y Brasil, aunque el último asoma como el de mejor capacidad de expansión “dada la mayor estabilidad económica que se proyecta para el presente año”.

¿Se recuperan los lácteos?

La industria local de la leche y sus derivados ya acumula dos años difíciles a raíz del exceso de oferta a nivel mundial, los cuales han implicado resultados negativos para las compañías, descapitalización y disminución de la masa ganadera, algo que esperan dejar atrás este año.

Y pese a que los precios internacionales se han recuperado, los productores chilenos aún no se han beneficiado, según indica el presidente de Fedeleche, Rodrigo Lavín, quien espera que eso se pueda lograr este año.

De acuerdo al índice elaborado por la neozelandesa Fonterra, actualmente el precio promedio de los productos lácteos es de US$ 3.537 por tonelada y hace un año era de US$ 2.405, destacando el aumento del valor de la grasa de leche deshidratada (54%), la mantequilla (45%) y la leche entera en polvo (39%).

Lavín espera que la mejora en las condiciones generales del mercado y los precios se mantenga este año y se pueda ver reflejada tanto en las exportaciones como en las condiciones de compra de leche por parte del sector industrial.

En el área ganadera, los precios en 2016 fueron mejores, especialmente para los terneros.

En enero, el índice de precios de la FAO para la carne marcó 156,7 puntos, lo que equivale a un aumento anual de 7,9% gracias a un alza en las cotizaciones de bovino que contrarrestraron la caída de la carne de ovino y una baja algo menor en las carnes de aves de corral y porcino, que presentan una alta oferta y una demanda estable.

“Las expectativas de los ganaderos apuntan a un alza o al menos a una mantención de los precios para este año”, dice el gerente de la Asociación Chilena de la Carne, Horacio Bórquez.

Desde una óptica más global, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, hace un balance positivo del sector en 2016 y recalca que 2017 partió con buenas condiciones, especialmente para la fruticultura.

La autoridad pone como ejemplo el caso de las cerezas, que lograron envíos récord en 2016 al superar los US$ 700 millones pese a que el volumen de envíos cayó ligeramente.

“Eso significa solo una cosa: aumento de precios”, expresó.

En la temporada pasada se observaron valores del orden de US$ 5 el kilo, un nivel alto para los últimos años.

Para este ejercicio, anticipa una buena temporada para las uvas, nectarines -especialmente tras la apertura del mercado chino la semana pasada- y nueces. “Si el clima nos acompaña vamos a tener nuevamente un muy buen año para la fruticultura y nuestras exportaciones”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA